miércoles, 11 de marzo de 2009

Geografía del mito y la leyenda chilenos

La flor del hielo.

En ciertas cumbres de la cordillera, entre los hielos eternos, crece una curiosa flor que los ovejeros buscan como trofeo para sus mujeres o novias. Una campesina antes de aceptar en matrimonio a un joven ovejero, le puso como condición que le trajera la flor, como prueba de su cariño. El joven fue en busca de la flor, pero no regresó, murió en la empresa. Desde entonces, las mujeres no permiten que sus seres queridos vayan en busca de esta flor.
Provincia de Magallanes
(Versión de Oreste Plath)

La cascada de la Virgen.

Es una cascada que es fiel representación de una virgen con su manto que todos ven con ojos azorados.
Otros con ojos afanosos descubren capiteles de claustros y de iglesias; y admiran la policromía de los vidrios de los ventanales.
Provincia de Aysén
(Versión de Oreste Plath)

Cómo nació la papa
La papa cultivada en la isla por los indígenas antes de la conquista española nació cuando un rey indio quiso sorprender el amor de dos dioses. Fue castigado, hundido bajo tierra. Como símbolo y anatema de su morbosa curiosidad, le crecieron miles de ojos ciegos.
Para que se den las papas grandes y abundantes, se recurre a unas piedras que existen en la isla, llamadas nillahuinllin, que se restregan en el agua que las riega.
La quepuca, es otra piedra caliza cuyas raspaduras, fecundan los terrenos. Dicha piedra es raspada o frotada por personas conocidas como brujos o curiosos. Cuando el papal comienza a fructificar, se le ofrece a la quepuca flores de la papa, las cuales son quemadas antes de la salida del sol.
Para malograr una cosecha de papas, se saca una del plantío y se arroja al río, cuidando de poner en el lugar una piedra.
Provincia de Chiloé
(Versión de Oreste Plath)

No hay comentarios: